Para este proyecto, en el Barrio de Sarrià de Barcelona, el cliente final, nos encargó incorporar una estrecha y vieja cocina separada del comedor a él.

Conseguimos integrar incluso la zona de paso a la parte de noche, separando ambos ambientes de forma armónica y natural.

El mobiliario de cocina de DICA 45 laminado Blanco Polar y Olmo Taupe y pavimento porcelánico imitación madera de Ragno para toda la vivienda.

Electros de Electrolux integrados y campana decorativa de Frecan.

Encimera Larsen Pulido en paramentos verticales y horizontales de ITOPKER de Inalco.